Aula Matinal

 Por todos es sabido que los tiempos cambian y que la sociedad se tiene que ir adaptando a las nuevas situaciones. Pero... ¿quién forma la sociedad? Pues todos y cada uno de nosotros. Entonces tendremos que poner manos a la obra y responder a las necesidades que están surgiendo en el día a día.

            Como cada vez son más las familias en las que trabajan tanto el padre como la madre, entran temprano y no saben con quién dejar a sus hijos hasta que es la hora del colegio. Nuestro “cole” inició en el curso pasado una nueva experiencia (La creación del Aula Matinal), que ya se está llevando a cabo en muchos centros escolares.

            ¿Quiénes vienen? Todos aquellos que están en la situación que hemos explicado o los que quieran y les dejen sus padres. Pero para eso hay que apuntarse y pagar una cuota mensual. Este año ha ido variando el número de niños y niñas que han ido viniendo, pero ha llegado a haber unas veinte personas. Es decir, que hemos estado en familia. Algunos son hermanos o compañeros de clase, pero otros no se conocían y ha servido para hacer nuevos amigos, cosa que no está nada mal.

            ¿Desde qué hora se puede ir al Aula Matinal? Este año la mayoría de 8’00 a 9’15, ya que algunos aprovechan para venir acompañados por sus hermanos que van a Secundaria y comienzan a esa hora. Pero ha habido flexibilidad y el Aula matinal también ha funcionado desde las 7’30 horas.

            ¿Qué es lo que se hace allí? Por un lado se ha dado la oportunidad de hacer deberes, repasar algún examen o preguntar las dudas, pero sobre todo hemos dedicado mucho tiempo a jugar y a aprender jugando, enseñándoles juegos tradicionales, pero también creando otros nuevos. Además desayunamos todos juntos, dándole la máxima importancia a la primera comida del día

            Algunas actividades que hemos realizado: papiroflexia, globoflexia, hacer figuras de plastilina, pintar fichas, crucigramas y pasatiempos, juegos en la pizarra,  ver alguna película o dibujos en la sala de vídeo, contar chistes, adivinanzas, refranes, trabalenguas. También muchos juegos de mesa (parchís, oca, dominó, tres en raya, cartas... y otros tantos que hemos creado nosotros mismos). Y últimamente, con la llegada del buen tiempo, estamns aprovechando para ir al Campo de Deportes, disfrutar del aire libre y practicar algún deporte. Como todos sabemos, el fútbol les encanta, pero no es lo único que existe en la vida.

             A veces nos olvidamos de la importancia educativa que puede llegar a tener el juego.

            Hoy en día, quizá por culpa nuestra, los niños no saben hacer nada más que jugar con la videoconsola o ver la televisión, perdiéndose la oportunidad de conocer otros juegos, de realizar trabajos manuales que les gusten... Es decir, les acostumbramos a un tipo de vida cómodo para todos, pero les privamos de una serie de experiencias en su infancia que son necesarias, evitando que se desarrolle su imaginación y su creatividad.

            Además, los niños se tienen que relacionar, tienen que aprender lo que es la cooperación, el respetar unos turnos, unas normas en los juegos... No les hacemos ningún bien “encerrándoles” en el mundo de los videojuegos sin ofrecerles otras alternativas, otras posibilidades. Y eso es lo que se han tratado de hacer en el Aula Matinal.

            Y también es muy importante que los padres jueguen con sus hijos siempre que puedan. Eso nos ayuda a crear unos lazos afectivos que van a significar mucho en sus vidas y va a contribuir a mejorar la comunicación. Aunque no lo creamos, ellos lo valoran y más cuando saben que todos vivimos tan estresados y que llegamos tan cansados del trabajo.

            Todos deberíamos reflexionar un poco más en todo esto y contribuir a mejorar el mundo en el que vivimos. En algunos aspectos se nos está escapando de las manos. Pero tenemos que ser críticos y hacer lo que esté a nuestro alcance.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers